30 días en bici nos vuelve a enamorar

Todo preparado para iniciar el reto de 30 días en bici. ¿Te lo vas a perder?

30 días en bici nos vuelve a brinda la oportunidad de engancharnos o reengancharnos a la bici y a la movilidad sostenible. Como los buenos vinos, cada año nos regala horas de deleite, de reflexión e introspección sobre cómo vamos, cómo nos movemos, cuán despiertos y activos estamos…, qué nos rodea, qué está pasando ahí fuera. Y con la que está cayendo…, más nos preguntamos ¿qué están haciendo en otras ciudades para sobrellevar todo esto? ¿Nos lo estamos montando bien, mal, regulero? Y es que el reto 30 días en bici nos mete una sacudida, un meneo que necesariamente nos saca de nuestras “zonas de confort” para que toquemos la acera o el asfalto…, la realidad.

Este año abril es septiembre, porque la covid también nos ha dado una sacudida enorme, nos la está dando, que ha trastocado todas las agendas. Abril ha sido el mes en el que desde hace 7 años se desarrolla 30 días en bici. Pero por la pandemia, como tantas otras cosas, ha tenido que cambiarse y se acordó pasar abril a septiembre, y que este fuera el mes para la propuesta de este complicadísimo 2020.

Y septiembre llegó, o casi, y aquí estamos los de 30 días en bici Lanzarote para ponerte al día de cómo están las cosas. Y las cosas están que arden, y no sólo porque estemos a treinta y tantos de calor, que haya habido un incendio en La Palma o que se nos estén cayendo literalmente las mangas de los árboles por el pedazo de viento que ha estado pegando de lo lindo en estos últimos días de agosto en Lanzarote, que también, sino porque todos los vagones de 30 días en bici están ya en marcha y te quedan muy pocos días para subirte y unirte a este reto que durará 30 días, los 30 días de septiembre. Si aún lo has hecho, que sirva esto como recordatorio.

Este año ya son 80 regiones/ciudades de todo el mundo las que están dentro del reto de 30 días en bici. Acciones y actividades de todo tipo tendrán lugar en ellas para motivar a l@s usuari@s como tú a comprometerse con el reto. Pero este reto que también es colectivo, es, sobre todo, individual: al final sólo depende de ti decidir subirte a la bici y salir a coger aire, aunque sea con mascarilla. Al final es más lo que recibes que lo que penaliza esa mascarilla, y desde luego en casa no puedes quedarte todo el día. En ese sentido, la bici es una gran aliada porque te permite transitar por la ciudad manteniendo la distancia de seguridad con el resto de usuarios de la vía, pero hacerlo sin generar humos, sin atascos, sin estrés…

Y para los que siempre nos vienen con la traquina de que el viento es un coñazo, no hay disculpa, porque septiembre es el mejor mes en Lanzarote en ese sentido: calma chicha. Y el calor? Tampoco es disculpa: nos montamos a veces en nuestros coches con temperaturas en el habitáculo que rondan entre los 45 y 60 grados en verano, y aunque pongamos el climatizador, sabemos que en trayectos cortos el coche no se aclimata tan rápido como desearíamos, por lo que solemos llegar al destino con el coche aún calentorro. Y cuando volvemos a subirnos para regresar, más de lo mismo. Mientras, en bici, aunque haga calor, para realizar un recado en distancias cortas la bici es un placer porque notas el aire de frente desde el minuto cero hasta el destino. Y aunque se sude un poco, la satisfacción de mantenerte activo y en contacto con la ciudad no tiene precio. Esto no es un cuento, hay que probarlo. Compruébalo y luego nos cuentas tus impresiones. Tienes todo un mes para ir comparando qué tal con tu coche y qué tal con la bici.

Prueba el reto de estar 30 días pedaleando por tu ciudad en esas distancias cortas: para ir a dar un simple paseo, ir a comprar algo a la frutería, ir a comprar tu revista preferida o acudir a tu librería de confianza a buscar el libro que ya te llegó… o para coger tu libro electrónico y darte un salto al parque Islas Canarias o a la playita del Puente de Las Bolas… y sentarte a leer un rato frente al mar. En fin, la cosa es que cualquier disculpa es buena para cumplir todos los días con el reto y sacarla (sacarte) a dar pedaladas y activarte.

No hay que estar en forma, la forma vendrá con los días, y ese podría ser también tu reto paralelo: aprovechar esta disculpa para reactivar ese cuerpo. Como suelo decir, coger la bici no es tanto un tema de forma física como de umbrales: se trata de subir un poco los umbrales de esfuerzo, motivación, compromiso… Es más un tema de cabeza que de fibras, como suele ocurrir con casi todo, ¿no crees?

Si nunca habías oído hablar de 30 Días en Bici (puede que también lo veas como 30DEB o 30deb), pásate por la Web principal del proyecto (https://www.30diasenbici.com/)

Puedes mandarnos tus impresiones, propuestas o ideas sobre qué hacer con la bici en estos 30 días a contacto@bicilanzarote.com. Nos encontrarás en esta web, también en bicilanzarote.com y en las redes como @bicilanzarote. ¡¡¡ Únete a 30 días en bici Lanzarote y al efecto pedalea !!! ¿Te lo vas a perder?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.