Septiembre, únete al reto 30 días en Bici

El reto 30 días en Bici, no significa que nos subamos en la bici y pasemos 30 días sobre ella en un frenesí parecido al de la película iraní  «La Bicicleta» del director Mohsen Makhmalbaf, donde su protagonista Nassim (Moharram Zaynalzadeh)  se embarca en el desafío de pasar siete días montado en una bici para obtener dinero y lograr así pagar las facturas médicas que pueden salvar a su mujer.

No, no es eso lo que te proponemos, aunque hay una similitud entre 30 días en bici y la película iraní y es que, el reto 30 días en bici, te puede cambiar la vida.

Sí, parece imposible, pero si pensamos en todos los beneficios que aporta coger la bici e ir a hacer algo tan simple como por ejemplo ir a comprar el pan el primer día.

Si animados por esa sensación, al día siguiente nos da por ir a visitar a alguien para tomar un café; y el tercer día pensamos ¿y por qué hoy no cojo mi libélula y me voy a la playa,  o a visitar algún lugar que está a varios kilómetros de casa?

Si al cuarto día me atrevo, voy al trabajo en ella y me doy cuenta de que no llegué tan sudado, despeinado, ni cansado como se cree que se va a llegar; sino que por el contrario llegué a la misma hora de siempre, pero de mejor humor porque no tuve que dar vueltas para aparcar y he tenido tiempo de decir buenos días a la gente que comenzaba a trabajar, a los del bar que abren temprano, a los de la tienda de fruta y golosinas que hay en el barrio. Si además pienso que he hecho algo de ejercicio, a un ritmo suave, suficiente para despertar la musculatura de mi cuerpo y sentarme durante horas delante del ordenador, o estar de pie, poco importa; y siento que eso repercute en mi estado de ánimo y en mi energía física.

 

 

Me puedo preguntar en ese punto: ¿Y por qué no seguir así todo el mes? Tal vez nos demos cuenta que tenemos más energía, que el depósito del coche dura más que habitualmente… y en ese caso podemos hacer la reflexión ecológica de nuestro esfuerzo. Hemos ayudado a reducir la cantidad de CO2 (Conducir 50 kilómetros menos cada semana, reduce en 450 kg/año la emisión de CO2) . Pero no sólo eso, estaremos reduciendo las emisiones de monóxido de carbono, de óxidos de nitrógeno, de hidrocarburos no quemados, compuestos de plomo, anhídrido sulfuroso…

De esta forma tan sencilla contribuimos a mejorar la ciudad … y así cambia nuestra vida… y no sólo la nuestra, la de nuestra sociedad también.

Bueno, entonces, ¿te atreves? ¿te unes a este reto? Tienes aquí un enlace directo para suscribirte (https://www.30diasenbici.com/el-compromiso/)

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *